Burt's Bees
Granada

Granada

Selección a mano con un propósito

El jugo y aceite de granada se derivan de la semilla de la fruta y son ricos en antioxidantes que ayudan a combatir a los radicales libres que pueden dañar y envejecer la piel. El aceite de las semillas de la granada es una buena fuente de nutrientes como el ácido punícico, fitoestrógenos y una rara fuente vegetal de ácido linoleico conjugado.

Bueno para vos, naturalmente

Los polifenoles y antocianidinas en el aceite de semillas de granada son antioxidantes con propiedades que combaten la edad que estimulan un cabello y piel de apariencia saludable. Utilizamos el extracto y aceite de semillas de granada en nuestro Protector Labial Restaurador (Replenishing Lip Balm).

Granada

¿De dónde viene?

El árbol de Granada (Punica granatum) tiene raíces nativas en la región de Irán y norte de la India. Fue en 1769 cuando los colonos españoles introdujeron el árbol de granada a California. Con un poco de práctica, el fruto se puede extraer de la corteza protectora para comerlo, exprimirlo en jugo o secarlo para hacer una especia. Es un pequeño fruto que encierra un gran sabor.