Burt's Bees
Hablemos sobre desechos

Hablemos sobre desechos

Somos lo que tiramos. Queremos contarte formas de generar menos desechos y hacer lo correcto con lo que nos sobra.

A finales de 2018, la Royal Statistical Society anunció sus Cifras Internacionales del Año, y sus estadísticas revelaron que el 90,5 % de la totalidad de los residuos plásticos nunca se han reciclado; se calcula que son aproximadamente 6,3 millones de toneladas métricas. Alarmante, ¿no?

El estadounidense promedio genera 4,4 libras de desechos por día. Eso suma 254 millones de toneladas de desechos por año (y una gran parte de eso siempre termina en el océano).

En Estados Unidos se recicla solo el 9 % de los desechos plásticos, y casi todo el plástico que alguna vez se generó todavía existe de una forma u otra. Lo cual no es demasiado sorprendente si se considera que una botella de plástico necesita 450 años para biodegradarse.

Creemos que ahora es un buen momento para un “curso intensivo” sobre desechos. ¿Qué es exactamente lo que estamos tirando? ¿A dónde va? Y ¿qué pasa cuando llega ahí?

  • Curso básico sobre desechos
    Los camiones de basura recogen los desechos que las personas guardan en bolsas y sacan a la calle. Lo dejan en un basurero (que está abierto a los elementos, el aire, el suelo debajo de él y a cualquier bicho local) o un vertedero.

Los vertederos son complejos: tienen cimientos sellados que evitan que los contenidos se desparramen en la tierra, bombas que extraen el líquido que se escurre de los desechos líquidos tóxicos y lo colocan en las piletas de tratamiento, además de tuberías que canalizan el gas metano inflamable generado por el montón de desechos. Cuando finalmente se llenan, los vertederos se tapan y sellan, se cubren con tierra y pasto, y se convierten en parte de tu paisaje diario.

  • Curso básico sobre reciclado
    La recolección residencial de reciclables consiste en una combinación de papel, acero, vidrio, aluminio y plástico. Los reciclables se recogen y transportan hacia una Planta de selección de residuos sólidos urbanos, también conocida como planta de reciclaje. Ahí, los reciclables se clasifican mediante máquinas o manualmente, se empaquetan y se envían para ser reutilizados.

Ahora que sabemos lo que sucede con los desechos que generamos (por ejemplo, que nunca desaparecen y que no paran de acumularse), pensemos cuáles son las formas más fáciles de reducirlos un poco (o mucho).

La revista The Atlantic planteó todo tipo de buenas ideas para administrar los desechos a nivel global, desde cobrarles una tarifa a las personas por desechar su basura hasta literalmente enviar naves espaciales llenas de desechos hacia el sol. Esperamos que estos consejos sean un poco más accesibles.

  • Abono (la manera fácil)
    No tenés que tener tu propia pila de abono en el patio trasero para involucrarte. Hay programas que están apareciendo en todas partes que ofrecen recolección o entrega de abono, así que hacen todo el trabajo sucio por vos.
  • Reutilízalo
    Llevá tu propia bolsa al súper mercado. Tu taza o vaso térmico a la cafetería. Tu propia botella de agua a todas partes. Evita los sorbetes. Existen innumerables oportunidades para que puedas reducir los desechos a lo largo de tu día, solo basta con tener algo reutilizable a mano.
  • Comprá algo usado
    ¿Sabés dónde podés encontrar, por ejemplo, esas tazas que mencionamos hace un segundo? En una tienda de segunda mano. Comprar algo usado no solo es económico, sino que mantiene las cosas fuera de los vertederos y reduce los desechos de empaque que se generan con las compras de artículos nuevos. (Además, ¿qué puede ser más interesante que un hallazgo único?)
  • Llevá tu almuerzo en tupper
    Posiblemente ya hayas notado que gastás menos dinero si preparás tu almuerzo para el laburo en lugar de comprarlo, pero además haciéndolo, reducís desechos: envolturas, cubiertos de plástico, recibos y las bolsas para llevar.

Cómo manejamos los desechos en Burt’s Bees

Hay alrededor de 300 personas trabajando en nuestra sede central de Burt’s Bees, pero ninguna de ellas tiene un cesto de basura en su escritorio. Todos depositan sus desechos personales en una estación de desechos (hay al menos una por piso) y los clasifican en uno de cinco contenedores: abono, papel, film plástico, plástico, vidrio y aluminio o baterías/pilas usadas.

Nuestros empleados se ofrecen voluntariamente para estar en el Equipo de Desechos y se aseguran de que se clasifiquen correctamente. Los correos electrónicos de toda la compañía elogian a los clasificadores inteligentes. Todo esto trae como resultado algo que nos enorgullece: no hemos enviado ni un solo desecho a un vertedero desde 2010.

Definitivamente, no somos perfectos, pero lo estamos intentando. Todo lo que pedimos es que lo intentes con nosotros. ¿De qué forma sos una fuerza de la naturaleza? Queremos que nos cuentes cómo estás trabajando para reducir los desechos en tu hogar, en el trabajo y en el mundo. Somos @BurtBees_Argentina en Instagram, mencionanos y usá el hashtag #MesDeLaTierra durante todo abril para ver cómo reciclás!