Burt's Bees
Nutrición para la piel

Nutrición para la piel

Sentí una piel hermosa

Pensá como te sentís cuando comes frutas, vegetales y otros alimentos que vienen directamente de la tierra, y comparalo a cómo te sentís cuando comés alimentos muy procesados o cuando tu dieta se vuelve un poco desbalanceada (por ejemplo, exceso de azúcar o de sal). La misma conciencia e intención que le das a tu dieta, se la deberías dar a tu piel. Después de todo, es tu órgano más grande.

La clave está en mantener la epidermis nutrida de dos formas:
  • Nutrida con humectantes que ayuden a engrosar el manto hidrolipídico, dándole un look fresco y humectado.
  • Enriquecida con nutrientes que ayuden a vigorizar las células de la epidermis y que así funcionen de manera óptima.

Antioxidantes Conocidos por luchar contra los radicales libres, los cuales se sabe que aceleran el proceso de envejecimiento, dañan el ADN, los nervios y el tejido cutáneo. Ácidos grasos esenciales Ayudan a fortalecer el manto hidrolipídico que protege la piel. Vitaminas Ayudan a proteger las células de daños, regulan la regeneración celular, producen energía y mantienen los procesos trabajando eficientemente. Minerales Como las vitaminas, los minerales son esenciales para mantener al cuerpo trabajando bien. Los minerales ayudan a la función enzimática, que colabora con muchos procesos cruciales en la piel. También ayudan proteger a través de una barrera física. Fitonutrientes Las plantas contienen miles de compuestos naturales diseñados para proteger a la planta de patógenos y otras amenazas ambientales. Se cree que algunos de estos nutrientes también son beneficiosos para la piel.

Tu naturaleza sensorial

Tu piel tiene millones de terminaciones nerviosas; tan solo en la punta de tus dedos, hay alrededor de 2500 por cada centímetro cuadrado. Es por eso que creemos que los productos tienen que trabajar bien y deleitar los sentidos. El cuidado de la piel es un ritual y tu piel anhela productos que ofrezcan una experiencia sensorial.